viernes, 30 de abril de 2010


VI ENCUENTRO CATÓLICO
Conversaciones en la víspera
Mons. Heriberto Bodeant con el P. Eugenio Hoyos


Desde ayer el Obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant, se encuentra en Washington DC, invitado al VI Encuentro Católico organizado por la Parroquia San Antonio de Padua de la Diócesis de Arlington, Virginia.

Esta mañana, Mons. Heriberto fue entrevistado por el P. Eugenio Hoys, director del Apostolado Hispano de esa diócesis.

El siguiente video recoge esta entrevista.

http://sharing.theflip.com/session/d04afd971df6eea8a707ce7a1e687f55/video/13342589

miércoles, 28 de abril de 2010

Los números de la Iglesia

NUEVA EDICION DEL ANUARIO ESTADISTICO DE LA IGLESIA

CIUDAD DEL VATICANO, 27 ABR 2010 (VIS).- La Librería Editora Vaticana acaba de publicar una nueva edición del Anuario Estadístico de la Iglesia, en el que se recogen datos sobre los principales aspectos relativos a la acción de la Iglesia católica en los diferentes países en el período 2000-2008.

A lo largo de estos nueve años, la presencia de católicos en el mundo ha pasado de 1.0.45 .056 en 2000 a 1.166 millones en 2008, con una variación relativa del +11,54%. Sin embargo, leyendo los datos de forma diferenciada se observa que en África se registra un incremento del 33%, mientras en Europa la situación se mantiene sustancialmente estable (+ 1,17%); en Asia el incremento es de +15,61%, en Oceanía +11,39) y en América + 10,93. No obstante, los católicos europeos han pasado del 26,81% del 2000 al 24,31%, de 2008. En América y Oceanía se mantienen estables y en Asia aumentan ligeramente.

Por lo que respecta al número de obispos en el mundo, se ha pasado de 4.541 en 2000 a 5.002 en 2008, con un aumento del 10,15%.


La población sacerdotal, tanto diocesana como religiosa, muestra un ligero crecimiento a lo largo de estos nueve años (con un aumento del 0,98% a nivel mundial), pasando de 405.178 en 2000 a 409.166 en 2008. Si en África y Asia aumentan (respectivamente un 33,1% y un 23,8,%), América se mantiene estable, mientras Europa y Oceanía disminuyen un 7% y un 4%.

Los sacerdotes diocesanos aumentan un 3,10%, pasando de 265.781 en 2000 a 274.007 en 2008. Por contraste, los sacerdotes religiosos se hallan en constante disminución (-3,04%), llegando a ser 135.159 en 2008. Los sacerdotes disminuyen claramente solo en Europa: si en 2000 representaban más del 51% del total mundial, en 2008 decrecen al 47%. Sin embargo, si en Asia y África juntas suponían en 2000 el 17,5% del total, en 2008 el porcentaje era del 21,9%. América ha aumentado ligeramente su porcentaje que ronda el 30%.

En cuanto a los religiosos no sacerdotes, si en 2000 eran 55.057, en 2008 han bajado a 54.641. Comparando los datos por continentes, en Europa se percibe una neta disminución (-16,57%) y en Oceanía (-22,06%), manteniéndose establemente en América y aumentando en Asia (+32,00%) y en África (+10,47%).

Las religiosas son casi el doble que los sacerdotes y 14 veces los religiosos, pero actualmente están disminuyendo. Han pasado de 800.000 en 2000 a 740.000 en 2008. En cuanto a su distribución geográfica, el 41% reside en Europa mientras en América vive el 27, 47% , en Asia el 21,77% y en Oceanía el 1,28% . En términos generales, las religiosas han aumentado en los continentes más dinámicos, África (+21 %) y Asia (+16%).

El Anuario Estadístico de la Iglesia también recoge la evolución del número de estudiantes de filosofía y de teología en los seminarios diocesanos y religiosos. A nivel global han aumentado, pasando de 110.583 en 2000 a más de 117.024 en 2008. Mientras en África y en Asia los candidatos al sacerdocio aumentan, en Europa disminuyen.

Mapa de los católicos en el mundo. Hacer click para ampliar
(Fuente: Wikipedia)

martes, 27 de abril de 2010

Río Branco
Parroquia San Juan Bautista
Palabras de despedida
del P. Jorge
al final de la Misa
del 25 de abril

El próximo 3 de mayo estaría completando los 7 años en este servicio pastoral como párroco de esta Comunidad Parroquial. Estamos concluyendo una etapa y comenzando otra, cada una con sus propios desafíos y expectativas.

Mentiría si dijera que fueron años fáciles, no lo fueron. Sí, fue un tiempo fecundo, sembrado de alegrías, reencuentros, sinsabores, dificultades, proyectos… y una permanente búsqueda de caminos que fueron ayudando a la unidad parroquial, a la vivencia comunitaria, a la participación… como una sola Parroquia que somos, Comunidad de comunidades.

Muchos pasos dimos, pero queda mucho camino por recorrer aún. En él estarán acompañados por Nacho que, poco a poco, se va integrando a esta comunidad parroquial y a este desafío. Trae consigo la inmensa experiencia, llena de vivencias muy ricas, de haber misionado en otra tierra, Bolivia y el pueblo guaraní, bien diferente a la nuestra. Esto hará que haya, en muchos aspectos, un acento diferente que, seguramente, será un nuevo aporte. Acento que se traslucirá, con seguridad, en las homilías, en la Hojita dominguera, en las instancias de formación, en Tribuna Popular, en el diálogo personal… y en muchos otros momentos de la vida cotidiana.
Las diferencias, en el respeto y en la valoración de las personas, son siempre una riqueza.

Acompasar el paso, los unos con los otros, no es fácil. Exige dedicación, esfuerzo y, sobre todo, estar convencidos que vale la pena. A ese acompasamiento de vivencias, experiencias y personas diferentes he dedicado la mayor parte de este tiempo vivido en esta Comunidad Parroquial y en esta ciudad de Río Branco. Poco, mucho, algo, creo que se ha logrado; cada uno tendrá su propia valoración. Lamento profundamente por quienes quedaron o se pusieron al borde del camino de nuestro andar parroquial. A veces, nuestros individualismos o nuestros proyectos personales pueden más que nuestro deseo -y mandato- de comunión. Seguramente “la casa del Padre”, de la que nos habla la Parábola del hijo pródigo, estará siempre con la mesa tendida y con comida para todos, como hasta ahora, para que lleguen a ella quienes, sintiéndose hambrientos de comunión, quieran volver a compartir el camino.

Recordando siempre que es a Jesús a quien seguimos y a quien debemos anunciar, como ya se lo dijera Pablo a la Comunidad de los Corintios: ni de Pablo, ni de Apolo, ni de Cefas… sólo de Cristo.
Llevo rostros, voces, cantos, calles, rutas, celebraciones, encuentros de formación, retiros… descubiertos y vividos entre ustedes. A todos, ¡GRACIAS! por el cariño, la paciencia y toda su dedicación. Por mis errores o terquedades, pido disculpas.

En un mes, aproximadamente, estaré emprendiendo el viaje hacia la diócesis de San Gabriel, en el Estado de Amazonas, en Brasil. Me voy con la serenidad que da todo lo vivido y el esfuerzo realizado durante estos 18 años de ministerio pastoral vivido en esta diócesis de Cerro Largo y Treinta y Tres. También con la confianza que si Dios me llama a servir ahora en este nuevo lugar de misión, ciertamente Él me dará la fortaleza y las herramientas necesarias.

Y al agradecerle al obispo su disponibilidad para este envío hacia la diócesis de San Gabriel, quiero agradecer también a todas las otras comunidades de esta diócesis con las que conviví en Charqueada y en Vergara, y a todas aquellas personas, niños, adolescentes y adultos, con quienes compartí la difícil tarea de los "Hogares".
Espero volver a esta diócesis, de la que continúo formando parte, con alegría y mucha vida para compartir. Espero también, que ella pueda crecer en su testimonio de Iglesia sencilla y servicial. Mientras tanto, mantengámonos unidos en la oración.

P. Jorge

domingo, 25 de abril de 2010

Río Branco:
envío misionero al P. Jorge,
bienvenida al P. Nacho

Las nueve comunidades hacen su entrada
P. Nacho, Mons. Heriberto, P. Jorge
Las ofrendas: las "semillas del Evangelio"
El signo de la llave: el P. Jorge entrega al P. Nacho la llave que recibiera de Mons. Luis del Castillo, en la que están grabados los nombres de las nueve comunidades que forman la Parroquia.
El signo de la "colcha de retazos": una colcha formada con retazos de diferentes colores, que expresan la diversidad que forma la comunidad parroquial. A la vez, los trozos están firmemente cosidos, manifestando el deseo de una comunión que no se pueda destruir.
De Mons. Heriberto a la
Comunidad de Río Branco


Querida comunidad parroquial de Río Branco:

Acabo de regresar a Melo, luego de la celebración que compartimos junto a los Padres Jorge y Nacho. En mi homilía dije algunas cosas que he querido recordar y poner ahora por escrito.

Creo que para ustedes éste tiene que ser un momento donde se entrecruzan muchos sentimientos diferentes. En este momento se amontonan los recuerdos, nos da pena la separación, sentimos inquietud por lo que pueda venir, tanto para quien se va como para quien llega, como para el conjunto de la comunidad. A mí me sucede también algo así. Muchas cosas me pasan por la cabeza. Pero tratemos de verlas de a una.

Despedida y envío del P. Jorge

Conocí al P. Jorge cuando yo estaba en el Seminario. Sé desde entonces de ese llamado especial que lo vincula al camino espiritual del Hermanito Carlos de Foucauld. Sé bien que, a lo largo de su vida, Jorge ha vivido y buscado siempre profundizar su compromiso con Jesús a través de ese camino. En los últimos años ha estado vinculado a sacerdotes brasileños que siguen esa espiritualidad en la Fraternidad Sacerdotal Iesus Cáritas, y ha mantenido el deseo de pasar por lo menos algún tiempo, en una parroquia de Brasil con ellos. Esa oportunidad llega con el nombramiento de un Obispo miembro de la fraternidad para la diócesis de San Gabriel de Cachoeira, en el estado de Amazonia. Todo parece providencial, y vemos que es el momento oportuno para que Jorge responda a ese llamado que ha sentido y que se ha mantenido a lo largo de su vida.

Cuando fui nombrado Obispo para la Diócesis de Melo, tuve pronto un encuentro con Mons. Luis del Castilo, quien me presentó la Diócesis diciendo: "es una Diócesis pobre en recursos humanos y económicos, y la primera tarea del Obispo es conseguir unos y otros". La pobreza de "recursos humanos" no está en la calidad, pero sí en el número. Pocos sacerdotes. ¿Por qué, entonces, la Diócesis se desprende de uno, siendo tan necesaria su presencia? Porque hay diócesis aún más pobres y necesitadas que la nuestra, y podemos dar, aún desde nuestra pobreza. La Providencia nos ha traído de regreso a la Diócesis al P. Nacho, que regresa de algunos años de misión en Bolivia, y eso permite hacer este cambio. Algo que sucedía en las primeras comunidades cristianas, como nos lo cuenta el libro de los Hechos de los Apóstoles (capítulo 13). Seguramente una comunidad en crecimiento como la de Antioquía necesitaba de la presencia de animadores como Bernabé y Pablo. Pero, escuchando al Espíritu Santo, la comunidad acepta desprenderse de ellos y los envía en misión.

Por eso, lo que hacemos hoy con Jorge no puede quedarse sólo en una despedida: es también un envío. Un envío misionero, que hace la Diócesis de Melo y, especialmente, la Parroquia San Juan Bautista de Río Branco.

Recibimiento y comienzo de nueva responsabilidad para el P. Nacho

Se va el P. Jorge, llega el P. Nacho, para acompañar y servir a esta comunidad, como encargado de la parroquia. Él mismo me decía que algunos le preguntaban, con inquietud, si las cosas iban a seguir como se venían haciendo.

Nacho viene dispuesto a escuchar. Ustedes van a tener que ayudarlo en eso, porque él tiene una dificultad real en su oído. Pero el corazón está dispuesto. Escuchar, para no empezar como si no hubiera habido nada antes. Al contrario. Continuar con la comunidad el camino que se venía recorriendo y, también, con la comunidad, buscar los caminos nuevos.

Cuando Benedicto XVI asumió su pontificado, en su primera homilía (24 de abril de 2005) anunció: mi programa es "ponerme, junto con toda la Iglesia, a la escucha de la Palabra y de la voluntad del Señor y dejarme conducir por Él". Si ése es el camino para el Papa, también es el camino para un Obispo y también es el camino para el responsable de una comunidad. Escuchar junto con toda la comunidad la Palabra de Dios, para ver cómo seguir el camino: qué cosas hay que cuidar, mantener, qué cosas fortalecer, qué cosas abandonar o cambiar.

Ruego al Señor que los ilumine a todos Uds. y al Padre Nacho para que puedan discernir Su voluntad y dejarse conducir por Él.

La Parroquia, comunidad de comunidades

Para muchas personas, "la parroquia" es, simplemente, el templo, el edificio. Algunos ven un poco más, y se fijan en la comunidad que se reúne allí. A veces no se ve la relación de esa comunidad con las comunidades de las capillas que "pertenecen" a la parroquia.

Una parroquia es, ante todo, una comunidad parroquial. Una comunidad formada por personas que, a su vez, están agrupadas en comunidades más pequeñas. Por eso, la parroquia es "comunidad de comunidades", tratando de hacer, juntas, un camino común, con toda su diversidad.

Esta jornada de Jesús Buen Pastor nos invita a pensar en aquéllos que están integrando hoy la comunidad parroquial, esos que el Buen Pastor cuenta ya como miembros de su rebaño.

Sin embargo, una comunidad no puede cerrarse sobre sí misma, conformándose con los que vienen siempre. La comunidad grande, o cada una de las comunidades pequeñas, tiene que estar abierta, tanto para recibir al que llega, al que se acerca, como para salir al encuentro de los que están alejados.

Por otra parte, hay otro grupo de personas que tiene que estar también en la preocupación de la comunidad: los heridos del camino. Esas personas que la comunidad, en su marcha, va encontrando tirados al costado de la calle. Aquí habrá que hacer como el Buen Samaritano: detenerse, bajarse del caballo, curar al herido, cuidarlo. Tal vez se integre a la comunidad, tal vez no: no ha sido ése el motivo por el que la comunidad se detuvo, sino porque lo encontró herido. Ustedes saben bien cuáles son los heridos del camino en Río Branco. La comunidad ha ido organizando algunas acciones pastorales que van al encuentro de ellos. Y por allí hay que seguir.

Demos gracias juntos

Quiero agradecer especialmente la disponibilidad del P. Jorge: 18 años en esta diócesis, a cuyo presbiterio pertenece y ha manifestado que quiere seguir perteneciendo. 7 años en Río Branco, que se cumplirán el 3 de mayo. Años en los que él ha ido entregando su vida día a día, con momentos gratificantes, plenos y momentos difíciles. Nos mantendremos unidos a él en la oración y esperamos recibir sus noticias desde Sao Grabriel de Cachoeira.

Agradezco también la disponibilidad del P. Nacho, para asumir la responsabilidad de acompañar a la comunidad parroquial San Juan Bautista de Río Branco en esta nueva etapa. Recibe una parroquia organizada, en camino, a la que viene con el corazón dispuesto y abierto.

¡El Señor nos bendiga y acompañe a todos!

El mapa señala la ubicación de Sao Gabriel de Cachoeira, Amazonia, Brasil

25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (6)
Mons. Roberto evoca la llegada de las Doroteas a Melo
La Palabra de Dios hace su entrada
Las Hermanas renovaron sus votos
La Hermana Stella agradeceLa comunidad parroquial e invitados comparten el almuerzo

La Parroquia Jesús Buen Pastor de la ciudad de Melo se engalanó hoy para celebrar su fiesta patronal y los 25 años de la presencia de las Hermanas de Santa Dorotea de Cemmo en Uruguay.
A las 11 se inició la concelebración presidida por Mons. Heriberto, secundado por el Obispo emérito, Mons. Roberto Cáceres, los Pbros. Nurimar y Walter (o Manolo y Nacho, como familiarmente se les llama) y el diácono Wilson.

Al comienzo de la Misa Mons. Roberto evocó cómo se gestó la venida de las hermanas a la Diócesis y recordó cariñosamente a las que han fallecido, entre ellas la Hna. Magdalena, que hasta el año pasado integraba la comunidad de Melo.

En su homilía, Mons. Heriberto hizo presente que también se celebraba hoy la jornada mundial de oración por las vocaciones y, en diálogo con los niños y adolescentes, recordó los elementos esenciales de la vocación, llamada de Dios y respuesta humana.

Las dos Hermanas Doroteas residentes en Melo, las tres de Treinta y Tres y las hermanas que llegaron para participar de la fiesta renovaron sus votos ante la comunidad.

Luego de la Misa, un almuerzo comunitario en el salón parroquial (antiguo Centro de Promoción Humana) fue seguido de una tarde de canto y recreación.

Dardo Carballo
Nuevo Sacerdote para la
Diócesis de Salto


Mons. Pablo Galimberti, Obispo de Salto, ordenó hoy sacerdote a Dardo Carballo. Dardo, actualmente en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de Young, Río Negro, se incorpora así al presbiterio de la Diócesis de Salto.
Dardo es oriundo de Bella Unión, y allí celebrará mañana su primera misa.
Mons. Heriberto participó en la celebración, reencontrándose con su antigua comunidad diocesana de Salto.
A continuación, el comentario de Mons. Galimberti para "El Octavo Día":

viernes, 23 de abril de 2010

Confirmaciones y
Envío Misionero
en Villa Betania
Mons. Heriberto ora por los tres confirmandos
La imposición de manos será seguida por la unción con el Santo Crisma
Rosa explica la misión de David y Daniela en Bolivia
Mons. Heriberto bendice a los confirmados y a la familia misionera
Rosa entrega la Biblia a los jóvenes confirmados
Mons. Heriberto confirmó hoy a tres jóvenes y envío a una familia en misión a Bolivia.

Mauricia, Jefferson y Daniela, jóvenes de la comunidad de Villa Betania, perteneciente a la Parroquia Catedral, recibieron hoy el Sacramento de la Confirmación de manos de Mons. Heriberto.

Por otra parte, la misma Daniela, su esposo David y Nachito, el hijo de ambos, recibieron su cruz y su bendición como misioneros, antes de partir a Bolivia, donde los "Voluntarios de la Esperanza" (asociación de fieles que lleva adelante la obra de Villa Betania) tiene una casa. La familia permanecerá en el Vicariato de Camiri por tres meses, colaborando en la misma forma en que vienen haciéndolo en Villa Betania.

Club de Niños "La Pedrera"

Mons. Heriberto y el Vicario Gral., P. Freddy, visitaron esta mañana el Club de Niños "La Pedrera", en la localidad de ese nombre, perteneciente a la Parroquia Jesús Buen Pastor.
Los niños y equipo animador recibieron muy alegremente a los visitantes. Les mostraron los trabajos de su taller de arte y de su club de ciencias, cantaron algunas canciones y quedaron esperando una nueva visita del Obispo "con guitarra".
25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (5)
Doroteas en Treinta y Tres

“…vayan a sembrar la hermosa semilla de la misión”

“…que los treintaitresinos comprendan que el señor les envía dos seres maravillosos” (Cristina Saravia. Melo)

14 de marzo de 1985:
El Padre Cesare Polvara había viajado a Montevideo. Apostado en su camioneta esperaba el arribo de un ómnibus procedente de la ciudad de Colonia. Cuando por fin el ómnibus llegó descendieron –con sus maletas- 5 Hermanas italianas.
Uruguay recibía una presencia nueva y muy particular, sobre todo los melenses, pues fueron ellos los primeros en abrirles las puertas… y fue allí donde –inicialmente- se instalaron.
¡Y desde aquel día “ellas” hacen parte de nuestras vidas!

Año 1987:
el entonces Obispo de la diócesis (Monseñor Roberto Cáceres) tiene en mente abrir una casa –de Doroteas- en el barrio 25 de Agosto, de la ciudad de Treinta y Tres. Hace la propuesta a la Congregación. A raíz de esta inquietud Monseñor Roberto, las Hermanas Luigina y Laurenzia (Vicaria) viajan a Treinta y Tres para encontrarse con el Párroco Luis González de la parroquia Cruz Alta, quien tenía ya unos cuantos años y deseaba fervorosamente una presencia significativa en el barrio 25 de agosto (barrio que crecía día a día y que en cierto sentido se encontraba un tanto “desamparado”)

Año 1988: la Congregación acepta la propuesta.
Y así, llegaron a Treinta y Tres:
Luigina se traslada desde Melo, donde vivía, a Treinta y Tres. Ella fundará –junto a la Hermana Laura (italiana que se encontraba en Argentina) una Comunidad a la cual llaman “Emaús”.
Hay que comenzar de nuevo.
Había que encontrar al menos una casita donde vivir. Una señora llamada Dione dijo que conocía un lugar que podría servir. Se trataba de una casita “muy precaria”, casa que, ella misma (tiempo atrás) había utilizado para dar catequesis.
El dueño era Julio Cedrés (hijo de Ester Sunez -una señora vecina- a quien por largos años todos llamamos “abuela”). Luigina y Laura aceptaron. Poco a poco tuvieron que ir arreglando la casita. A modo de ejemplo: una de las piecitas que se comenzó a limpiar, estaba asediada por ratones…
Se tuvo que pensar en el cielo raso, en las paredes, en una estufita (para no morir de frío en invierno), en las ventanas, etc., etc.
Y luego se debió enfrentar el estado de la Capillita, que no era más que “un salón multiuso”. En dicho salón había una canilla, con una palangana incorporada. Lo que podía ser un patio era una especie de quinta (en la cual una Hermana Capuchina trabajaba).
15 de octubre de 1988:
fue ésta la fecha que las Hermanas pusieron para comenzar (Como sabemos el 15 de octubre es el día de Santa Teresa de Jesús).
Comenzó el trabajo pastoral. Las Hermanas recorren el barrio y comienzan a conocer a la gente. Esta presencia nueva es algo que mueve el corazón del barrio, se las mira con respeto y con alegría. Después de conocer el lugar y charlar con las personas se crean las CEB. La Capillita se pone en marcha y se inicia la catequesis. La Hermana Luigina comienza a trabajar con los jóvenes y pasa a formar parte de la Pastoral Juvenil, motivo por el cual ya no sólo está en contacto con la gente del barrio, sino con los jóvenes de la ciudad. Entonces Treinta y Tres se entera de que allá, en el barrio 25, hay unas “monjitas” viviendo en una casita llamada EMAÚS. (Luigina, estando en Melo tuvo la idea de poner, en la puerta de entrada, un cartelito donde se leía: “VEN SEÑOR JESÚS”. Cada persona que se acercaba a la casa era aceptada y acogida. Así, las Hermanas se propusieron, ver en la presencia de las personas, el rostro de Jesús).
EMAÚS: leen las personas que se acercan a la acogedora casita donde habitan las Doroteas. EMAÚS es, una presencia de verdad significativa porque se trata de reconocer a Jesús en medio de la gente. Se trata de “partir” y “compartir” el pan (en el barrio) en esa casita que, inserta en uno de los barrios más humildes de Treinta y Tres abre sus puertas a todos… Poco a poco el barrio se movimentó. Antes, la mayoría de las personas desconocían la existencia de una Capillita en el barrio 25. Claro, era más bien “un salón”.
Llegan las Doroteas y la situación se transforma.
Algunas personas del barrio se acercan para ayudar en la reparación de la Capillita. Se puso en ella el piso de baldosa, se quitó la canilla y la pileta (que de verdad estaba fuera de lugar), se pintó, se puso lambríz, se construyeron bancos con respaldo, etc.
Con el tiempo se agrandó el saloncito de al lado (que hoy sirve para la catequesis, para el merendero, para la venta de ropa…) Se construyeron 3 nuevos salones encima de la Capilla, los cuales son destinados a la Catequesis, a las clases de computación, a las clases de apoyo para niños con dificultad de aprendizaje, etc.… Y, la que era “quinta” dejó de serlo para transformarse en el campito donde los niños pueden jugar…
En el transcurso de estos años la Capilla (San Francisco Javier) ha sido lugar de encuentro y de promoción humana y espiritual. En ella se ha realizado catequesis, reunión de grupo de jóvenes, talleres (de tarjetas, flores, tejido, etc.), merendero, catecumenado para adultos, oratorio, reuniones de formación y cumpleaños.
Hoy el barrio (y quienes quieran acercarse) cuenta con una misa diaria (y no mensual, como sucedía antes del arribo de las Doroteas), y con la presencia permanente de Jesús Eucaristía…
En un tiempo (y a pedido de algunos jóvenes que comenzaban a insertarse en la Pastoral Juvenil) se formó un grupo de oración.
Los jóvenes (algunos del barrio) se reunían en EMAÚS y fue llevado adelante por Luigina.
Otra actividad que siempre se realizó (y que hoy se continúa realizando) es, la creación de las CEBs. Éstas funcionan en diferentes casas de familia y, algunas de ellas, se efectúan también en distintos puntos de la ciudad.
La Comunidad de EMAÚS, fundada por las Hermanas Luigina y Laura, se ha ido modificando en cuanto a “cambios”. El 12 de febrero de 1994 se va Laura y llega Fiorangela. La Comunidad funcionó con dos Hermanitas hasta el día 3 de marzo de 1999, día en que arriba la Hermana Attilia. A partir de entonces la comunidad pasa a ser integrada por tres Hermanas (Fiorangela, Attilia y Luigina)
La Hermana Attilia vuelve a Argentina –año 2004 - y la comunidad vuelve a ser de dos Hermanas.
Hasta el año 2007 cuando se suma a la Comunidad la Hermana Ausilia.

Actualidad: las Doroteas siguen viviendo, “insertas”, en una casita que no es Capilla ni Parroquia, y esto es muy significativo para la gente del lugar, ya que siempre se supo y se supuso que las Religiosas residían en los Colegios. Se tiene la sensación de que Dios no está lejos, que camina al lado de su pueblo y que lo acompaña. Se sabe que las Hermanas son humanas, pero también se siente en ellas la presencia amorosa del Señor.

Ámbitos y finalidad de la misión: el ámbito principal de la misión es para nosotras –afirman las Doroteas-“la inserción”. Y la finalidad es, compartir con los más sencillos y acompañarlos en el proceso humano y de fe.
Nos hemos propuesto ser una comunidad que mira con los ojos del corazón, que escucha y dialoga, que se compromete en la Amistad Evangélica, que reza la Palabra y la comparte.
Saludo de los Obispos del Uruguay
con motivo del
Día de los Trabajadores

21 de abril de 2010

Los Obispos del Uruguay, en este 1º de mayo, saludamos a todos los trabajadores de nuestra Patria, hombres y mujeres de la ciudad y del campo.

1. El trabajo, don de Dios

A la luz de la Palabra de Dios iluminamos el trabajo humano. El hombre, creado a imagen de Dios, está llamado a cuidar y transformar la creación por su trabajo. Jesucristo santificó Él mismo el trabajo humano e ilumina el sentido pleno de la vida. Por otra parte, las relaciones laborales también están afectadas por el pecado y lo que debe ser ocasión de justa colaboración, muchas veces es lugar de diversas formas de injusticia.

2. Función de los sindicatos

La Iglesia reconoce la función fundamental desarrollada por los sindicatos, cuya razón de ser consiste en la promoción de los trabajadores y la defensa de sus intereses. En razón de su vocación deben vencer las tentaciones del corporativismo, saberse autorregular y ponderar las consecuencias de sus opciones en relación al bien común.

3. Pequeñas y medianas empresas

Queremos destacar el trabajo en las pequeñas y medianas empresas. Estas dan la posibilidad de relaciones interpersonales positivas y mejores oportunidades en las iniciativas y el espíritu emprendedor. Aunque no son pocos en estos sectores los casos de trato injusto, de trabajo mal pagado y sobre todo injusto.

4. La inclusión en el trabajo

  • La promoción de medidas eficaces y apropiadas, orientadas a la defensa de los derechos de la persona con capacidad diferente, merecen ser profundizadas en lo jurídico y en la práctica social. Es deber de todos prestar gran atención a las condiciones físicas y sicológicas, y a la justa remuneración de los hombres y mujeres con capacidad diferente. (Ley 18.651 de Protección integral de personas con discapacidad).
  • Necesitamos defender la situación laboral de la mujer embarazada, ya que la maternidad es digna de ser valorada y cuidada.
  • Advertimos la difícil situación que viven quienes por razones de edad son excluidos en las propuestas de inserción y reinserción laboral.
  • Por otra parte, se ha avanzado en las normativas legales referidas a los trabajadores rurales, al servicio doméstico y en el creciente reconocimiento del trabajo de las amas de casa.

En este día, en el que la Iglesia hace memoria de San José Obrero, Patrono de los trabajadores, los saludamos con sentimiento de cristiana estima y, al mismo tiempo, oramos para que Dios los bendiga a todos

Los Obispos del Uruguay

Necesitamos defender la situación laboral de la mujer embarazada, ya que la maternidad es digna de ser valorada y cuidada.

jueves, 22 de abril de 2010


25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (4)


Si no puedes leer el texto de la oración, haz click en la imagen para ampliarla.
Finalizó la asamblea plenaria de la
Conferencia Episcopal del Uruguay

Finalizó hoy a mediodía, en Florida, la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal del Uruguay, iniciada el pasado miércoles 14.

En ella participaron por primera vez los nuevos Obispos: Mons. Alberto Sanguinetti, Obispo de Canelones y Mons. Milton Tróccoli, Obispo Auxiliar de Montevideo.

Síntesis de las principales actividades y temáticas abordadas:

Saludo al Papa

Los Obispos dirigieron un cordial saludo al Papa Benedicto XVI con motivo de su cumpleaños y sus cinco años de pontificado, expresando su comunión y adhesión

Visitas eclesiales

  • Recibieron la visita del Sr. Nuncio Apostólico, Mons. Anselmo Pecorari, con quien intercambiaron puntos de vista sobre la actividad pastoral de la Iglesia en el Uruguay.
  • Uruguay será sede de la Asamblea del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) del 16 al 21 de mayo de 2011. Con ese motivo, los Obispos recibieron al Secretario adjunto del CELAM, Mons. Sydney Fones, con quien se interiorizaron de diferentes aspectos organizativos del evento.
  • Se recibió a los formadores del Seminario, con quienes se abordó la reformulación de aspectos de la formación de los futuros sacerdotes.
  • Una de las jornadas se dedicó a la reunión con el Secretariado de la CEU, es decir los colaboradores inmediatos de los Obispos, en los diferentes departamentos y comisiones que la integran. El Secretariado reflexionó sobre el desafío de la “conversión pastoral” que encara la Iglesia en América Latina y la necesaria reorganización de las estructuras de la CEU para una más eficaz acción evangelizadora.
Saludo a los Trabajadores

Se redactó un saludo a los trabajadores con motivo del 1º de mayo, que se entrega junto a este comunicado.

Voluntariado

El voluntariado es una realidad muy importante en la Iglesia que se quiere conjugar con el marco legal de Uruguay. En tal sentido, se recibió al Inspector Nacional de Trabajo, Dr. Juan Andrés Roballo, para profundizar en el conocimiento del proyecto de ley sobre Voluntariado.

Creación de la Comisión de ética y bioética de la CEU

Seguimos atentos, con sentido positivo y con el deseo de colaborar en todo lo que refiere a la problemática de la vida. Por ello, recogiendo una orientación emanada de la Conferencia de Aparecida, se aprobó la creación de una Comisión eclesial de ética y bioética de la CEU.

Realidad de las comunidades rurales

El Departamento de Pastoral Social de la CEU comunicó que está iniciando una investigación sobre la realidad de las comunidades rurales.

Mensaje a los sacerdotes

Con motivo del Año Sacerdotal, los Obispos dirigieron un mensaje a los sacerdotes, que será difundido próximamente.

Eventos:

Se confirmó el programa de clausura del año sacerdotal en Uruguay, con dos eventos sucesivos:

· Encuentro de obispos y delegados de los presbíteros, el 12 de mayo,

· Encuentro nacional de los sacerdotes de Uruguay al día siguiente, en el Santuario Nacional del Sagrado Corazón, Montevideo.

Programa:

9:00 hs. – Colegio Misericordista. Panel, testimonios

12:00 hs.– Misa en el Santuario

13:00 hs.– Almuerzo en el Colegio de las Hnas. Dominicas.

En el marco del año Jubilar con motivo del cincuentenario de la Diócesis de Minas, todos los Obispos participaron el 19 de abril en la celebración al pie del Cerro del Verdún, donde se leyó el decreto de la CEU que declara el lugar como “Santuario Nacional de Nuestra Señora del Verdún, reconociendo la creciente sensibilidad religiosa de los uruguayos, que se expresa de muchas formas, también en esta devoción mariana que reúne a miles de peregrinos cada año.

miércoles, 21 de abril de 2010

25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (3)

Sigo rastreando la historia de la llegada de las Hemanas Doroteas a la Diócesis. Así encuentro en el Nº 197 de COMUNIÓN (julio 1986) esta noticia:

A EXPRESO PEDIDO

Las Hermanas Doroteas del Barrio "Promoción Social" de Melo, ocupan hace unos tres meses el nuevo "conventito" que da a la calle Higueras casi Saviniano Pérez (Ruta 8 saliendo hacia Montevideo, a mano derecha).

El mismo fue fruto de la imaginación arquitectónica del P. Javier, a raíz de lo cual le han llegado otros pedidos (de La Charqueada, por ejemplo) para que diseñe ambientes apropiados para la vida comunitaria. Es que debió aprovechar una vieja construcción que condicionó todo el plan. Pero salió airoso del trance:cocina y recibidor hacia la calle; comedor-estar-capillita; cuatro habitaciones, dos baños y un lavadero. Además, la huerta cerrada que está dando buenas ensaladas.

Las Hermanas están en esta casita a la orden de todo el Barrio y agradecen a Adveniat y a Aiuto alla Chiesa che Sofre, que puso el "pico" para que la obra se completara. La construcción estuvo a cargo de Adán Acosta.

martes, 20 de abril de 2010

25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (2)

Leo en el Nº 147 de la revista diocesana COMUNIÓN (marzo 1984) una noticia referida a las Hnas. Doroteas de Cemmo:

En enero pasaron unos días en nuestra diócesis las Hnas. Teodolina, Kati, Magdalena y Lina, miembros de esta congregación, que residen en Santiago del Estero (R.A.). Se hospedaron en el Obispado, participando en actividades misioneras en barrios y en zonas de campaña de la Catedral, San José y Fraile Muerto.

Un año después, se concretaba la llegada de las Hermanas Doroteas a la diócesis. Y así lo consignaba COMUNIÓN (Nº 167) en un artículo que ocupaba entera una de sus páginas:

Una nueva comunidad religiosa entre nosotros:
Las Hermanas Doroteas di Cemmo en el centro de Promoción de Melo

"LOS POBRES SON EVANGELIZADOS"

El 14 de marzo llegaron a Melo, provenientes de la Argentina, las Hermanas Doroteas di Cemmo, para establecerse, como comunidad misionera de inserción, en el Centro de Promoción Social y Capilla del "Sdo. Corazón" de Melo (Barrio Mendoza, Kiosco 5). Como cada vez que una Comunidad Religiosa se ha afincado entre nosotros, esta fecha quedará indeleble en la historia de nuestra diócesis.

Vinieron acompañadas por la Madre General, Myriam Pedroti, quien viajó desde Brescia (Italia), con dos de las Hemanas que forman la misión: Luigina y Estela. Las otras dos, HH. Teo y Magda, vinieron de Santiago del Estero.

Luego de alojarse unos días en el obispado, y de despedir a la Hna. Myriam, que regresó a Italia, pasaron a ocupar la casita junto a la capilla, el sábado, en vísperas de la Semana Santa.

El domingo de Ramos fueron cálidamente recibidas por la barriada. la recepción solemne y oficial se hará cuando pasen a ocupar la residencia definitiva, actualmente en construcción.

Durante la Misa se señaló la gozosa disponibilidad de quienes, como estas Hermanas, todo lo dejan para darse por entero a los que más necesitan en zonas marginadas de nuestro pueblo, respondiendo al llamado de Jesús.

Se destacó la obra de base realizada allí mismo por ese campeón de la generosidad que es el P. Asdrúbal, que dejó tan honda huella en los barrios que circundan el Centro de Promoción.

Llegan las Hermanas para proseguir con renovado entusiasmo una labor misionera que se extiende a horizontes tan amplios y estupendos, como los que se divisan desde la casita que hoy ocupan.

Bienvenidas, Hermanas Doroteas y gracias por el coraje y la alegre decisión de hacer realidad hoy, y en nuestra diócesis, el anuncio liberador de Cristo: "Los pobres son evangelizados..."

A pocos días del
VI Encuentro Católico

EL MINISTERIO ENCUENTRO CATÓLICO
Te invita al Encuentro del Año
SEXTO ENCUENTRO CATÓLICO

UN ENCUENTRO DE RESURRECCIÓN

Sábado 1 de
Mayo
Domingo 2 de Mayo
Hora: 9 a 6 cada día
Lugar: DC Armory

Invitados:

Hacer un click en cada nombre para conocer el don que Dios les ha regalado

1. Por primera vez en el area de Washington DC: Mons. Bismark Acevedo de Nicaragua

2. Con un programa en Canal 8 AGAPE Mons. Romulo Emiliani desde S. Pedro Sula Honduras

3. Con un programa en canal RCN P. Chucho de Colombia.

4. Con un don de la música y la adoración presentando su nueva producción Jon Carlo y su Banda desde Texas, nacido en República Dominicana.

5. Con su Testimonio, Moisés Cruz del área de Virginia, nacido en El Salvador

6. Con sus alabanzas, ALFAREROS, desde República Dominicana

7. Obispo de la Diócesis de Melo, desde Uruguay Mons. Heriberto A. Bodeant

8. Dios les dio un don musical a través del cual evangelizan Banda Encuentro

9. Un ministerio de adultos y niñas caracterizado porque a través de sus cuerpos le alaban a Dios, el Ministerio de Danza Shekinah, desde Virginia.

Tel: 703-409-8822/ 571-337-0454/ 202-341-9616

¡Reserva esta fecha para tu Encuentro con Jesús, con la Virgen María y con la Iglesia!
San Expedito en Melo





El Barrio Villa Anduesa se vistió de fiesta el 19 de abril, para celebrar a San Expedito.
A las 14:30 comenzó a reunirse la comunidad en la capilla que se está construyendo en el barrio.
Luego de un tiempo de reflexión y de escucha de algunos testimonios, se compartió la merienda.
A continuación, el rezo del último día de la Novena, y la procesión hasta la Catedral, donde se celebró la Eucaristía a las 19 horas.

San Expedito

El 19 de abril del año 303 muere como mártir San Expedito.

San Expedito era un militar romano que vivió a principios del siglo IV, comandante de una legión romana en la época del emperador Dioclesiano.
Cuenta la leyenda que en el momento de su conversión, tocado por la gracia de Dios, resuelve cambiar su vida y convertirse al cristianismo, ya que lo había conmovido profundamente la actitud de los cristianos al enfrentar la muerte.

Fue entonces que se le apareció el espíritu del mal en forma de cuervo y el cuervo le gritaba "¡cras...! ¡cras...! ¡cras...!" que en latín significa "mañana... mañana... mañana... ¡Esta decisión déjala para mañana! ¡No tengas apuro! ¡Espera para tu conversión!". Pero San Expedito pisoteando al cuervo gritó "¡Hoy! ¡Nada de postergaciones!".

El lema de San Expedito podría traducirse con el conocido refrán "No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy".

lunes, 19 de abril de 2010

25 años de las Hermanas Doroteas en el Uruguay (1)

Desde la izquierda, a partir de la segunda: Luigina, Teodolinda, Magdalena, Estela
Las Hermanas de Santa Dorotea de Cemmo, congregación de origen italiano, fundada por la Beata Anunciata Colcchetti en 1882, celebran 25 años de su presencia en Uruguay y en la diócesis de Melo. Aquí llegaron traídas por Mons. Roberto Cáceres, formando dos comunidades: una en Melo, en la Parroquia Buen Pastor y la otra en Treinta y Tres en barrios de la Parroquia Virgen de los Treinta y Tres (Cruz Alta).
La celebración del aniversario de esta presencia (que se cumplió el 14 de marzo) será el domingo 25 de abril, IV domingo de Pascua, fiesta patronal de la Parroquia Jesús Buen Pastor de Melo y Jornada mundial de oración por las vocaciones.
A las 11 Mons. Bodeant presidirá la Eucaristía en Buen Pastor. Después del almuerzo comunitario, habrá un momento recreativo con diversas actividades.