viernes, 2 de noviembre de 2012

A veinte años del fallecimiento del P. José Bader SAC (Palottino)

El P. Bader, sacerdote palottino, nacido en Alemania, fue durante muchos años párroco de Santísimo Sacramento, Vergara. El sitio de Facebook Raíces Vergarenses publicó este recuerdo que compartimos con los lectores de nuestro blog, apreciando que los vergarenses guarden su memoria, sin borrar algunos aspectos chocantes de su personalidad, pero tratando de entender una personalidad marcada por el sufrimiento y a la vez un sacerdote que supo entregarse con todas sus fuerzas a su grey. Sigue el texto publicado en Raíces...


Vergara, 2 de noviembre del 2012.
Hoy se cumplen 20 años de la desaparición física del Padre José Bader. Y como ustedes podrán apreciar este sitio de Raices Vergarenses, que es amplio y es objetivo y que respeta todos los tipos de opiniones de sus amigos, más allá de lo que piensan y/o creen quienes lo integramos, hoy, lo recuerda por dos motivos esenciales. Como un referente histórico que marcó una época en Vergara y como un sacerdote, que en ejercicio de su ministerio, recorrió ranchos y caseríos olvidados (como los de las Sierras del Yerbal en la 4ta. Sección) llevando a ellos la palabra de Dios.
Llegó a Vergara en los finales de los años 60, para suplantar al sacerdote polaco José Chuzinsky, quien por destino del ministerio eclesiástico se iba para el Departamento de Canelones.
José Bader, que era nacido en Alemania, vivió intensamente la locura de la Segunda Guerra Mundial y fue preso para un campo de concentración, porque su progenitor era un militar de alto rango y estaba en contra de los opresores nazis. Logró escapar de ese campo de concentración, en compañía de otro amigo con quien huyeron a campo traviesa, seguidos de cerca por sus captores, quienes lograron dar alcance al otro y ultimarlo con una ráfaga de metralleta.
Nubes de callada tristeza, embargaron para siempre a ese sacerdote, que muchas veces rompió la calma y esgrimió más de una vez gestos y hechos que lo distanciaron de muchas personas y a raiz de esas acciones asumidas, fue criticado y denostado por muchos.
Sin embargo, enseñó a varios muchachos vergarenses diversos oficios culturales y técnicos, les dio trabajo en la construcción del Centro Pallotti y los guió por la vida, como un verdadero amigo.
Quizás las huellas que le había dejado la Segunda Guerra Mundial, luchaban desde el exterior a "brazo partido", con un corazón pujante, que estaba entregado a las manos de Dios.
Quienes estuvimos junto a él siendo niños, viajando como acompañantes en la moto negra BMW, ayudándolo a dar misa en la capilla de don Ricardo Druilliet, o llevando el Evangelio a los ranchos pobres de Vergara, nunca llegamos a comprender esos largos silencios que le rodeaban y esas "rabietas" repentinas que afloraban en el momento menos pensado.
Tuvo un gran amigo en Vergara, con quien compartió muchas tardes, conversando en el idioma natal y recordando vivencias comunes de una lejana Alemania, donde la muerte les había seguido los pasos muy de cerca, disfrazada con el tétrico atavío de dos guerras. Ese amigo de Bader, se llamaba Paul Sóder y no era otro que "El alemán Paulo", "El alemán de los perros", esposo de doña Margarita Cela. Un siete oficios, que había sido soldado de infantería del ejército alemán en la Primera Guerra Mundial, que estuvo presente en Verdún, cuando los combatientes alemanes y franceses cayeron muertos a montones y que había sido herido por tiros de Máuser en el maxilar superior y en la pierna derecha. Caído en el campo de batalla, mientras los estruendos de la guerra se adueñaban del entorno, una nube de gas lacrimógeno trataba de asfixiar el campo y los "lanzallamas" vomitaban su fuego destructor, un perro de rescate lo encontró y lo sacó a rastras, salvándole la vida providencialmente. Paulo murió en Vergara, muy anciano, en el año 1978. Con él también, se le fue el amigo, el coterráneo y el confidente al Padre Bader.....
Años después, un 2 de noviembre 1992, en horas de la tarde y mientras el Dr. Reolón atendía en el Centro Auxiliar de Vergara al Padre Bader, un ataque cardíaco se lo llevó físicamente. Esa mañana, había dado la misa, en el Cementerio de Vergara y muchos lo notaron "como cansado".... 
Controversial o no controversial. Querido o no querido. Respetando los pensamientos de todos y cada uno, de nuestros amigos virtuales, en el acierto o en el error, este sitio no puede ni debe, estar ajeno a su recuerdo. 
Texto: Jorge Muniz.

No hay comentarios: