martes, 1 de septiembre de 2015

Semana de la Educación Católica en Melo - A 200 años de la creación de la Escuela de la Patria


Pronto se cumplirán los doscientos años del 10 de setiembre de 1815. Ese día el Jefe de los Orientales, don José Artigas, en Purificación, firmó dos documentos: en uno, solicitaba al Cabildo  de Montevideo dos sacerdotes para fundar las “Escuelas de la Patria” y el otro sería conocido como  el Reglamento de Tierras.
Desde 2007, la Asociación Uruguaya de Educación Católica (AUDEC) eligió la fecha del 10 de setiembre para celebrar el Día de la Educación Católica.
Este año, con motivo del bicentenario, las instituciones educativas católicas de la ciudad de Melo celebran una "Semana de Educación Católica".
Los escudos que figuran en la ilustración corresponden, en su orden, a los siguientes centros:
- Colegio y Liceo María Auxiliadora
- Colegio Agustìn de la Rosa
- Obra Social Salesiana Picapiedras (educación no formal)
- Colegio Dámaso Antonio Larrañaga
- Instituto Monseñor Lasagna (ex Liceo Salesiano) 

Programa de la Semana

  • Lunes 7 - Obra Social Picapiedras
14:30 a 16:30 - Actividad recreativa para niños y adolescentes de los distintos centros católicos
17:00 - Misa en la Capilla San Juan Bautista, al lado de la Obra Social.
  • Martes 8 - Colegio y Liceo Marìa Auxiliadora
9:00 a 17:30 -  Muestra académica de las tres ramas de la institución, abierta a todo público 
19:30 - Conferencia de Mons. Julio Bonino, Obispo de Tacuarembó, presentando la encíclica Laudato Si' (Alabado seas) sobre el cuidado de la Casa Común, del Papa Francisco.
  • Miércoles 9 - Colegio Dámaso Antonio Larrañaga
13:30 a 16:30 - Gincana, danzas folklóricas, canciones, merienda compartida.
  • Jueves 10 - Catedral de Melo
Misas presididas por Mons. Heriberto Bodeant
11:00 - Misa con los estudiantes de secundaria (Ma. Auxiliadora y Mons. Lasagna)
15:00 - Misa con los escolares (Ma. Auxiliadora, Dámaso A. Larrañaga, Agustín de la Rosa y Picapiedras)
  • Viernes 11 - Instituto Mons. Lasagna - Colegio Agustìn de la Rosa
10:00 a 11:30 - Instituto Monseñor Lasagna: Handball y fútbol (liceales)
11:30 a 12:30 - Instituto Monseñor Lasagna: Video sobre la vida de Don Bosco, visita guiada y lunch.
14:00 a 16:00 - Colegio Agustín de la Rosa: Video sobre Santa Joaquina Vedruna. Actividades con profesores de música, educación física y juventud misionera de Monseñor Lasagna.
18:00 - Club Conventos -  Clase abierta de patinaje. Prof. Mariela Furest, con alumnas de María Auxiliadora.

Setiembre, Mes de la Biblia


Setiembre es el Mes especialmente dedicado a la Biblia. El día 30 de setiembre la Iglesia recuerda a San Jerónimo, que trabajó por la difusión de la Palabra de Dios traduciendo la Biblia de los textos hebreo y griego al latín "vulgar", el que hablaba la mayor parte de su pueblo. Esa traducción es conocida como la "Vulgata".
Hoy en día continúa el esfuerzo por traducir la Palabra a los diferentes idiomas o, aún dentro del mismo idioma, a la forma de éste en el tiempo presente.
Hay Biblias "de estudio", como la Biblia de Jerusalén (llamada así por la Escuela Bíblica que se encuentra en Tierra Santa) y que buscan una traducción más literal, y muchísimas Biblias "populares", nuevas "vulgatas" que tratan de hacer entendible la Palabra.
Pero lo más importante es intentar el camino de leer la Palabra, meditarla ("¿qué me dice?") compartir la reflexión con otros, difundir la Palabra... y vivirla !!!

domingo, 30 de agosto de 2015

8 de setiembre - Mons. Bonino presenta en Melo encíclica Laudato Si'


Mons. Julio Bonino, Obispo de Tacuarembó (departamentos de Tacuarembó y Rivera) ha sido invitado por el Obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant, para presentar la encíclica del Papa Francisco Laudato Si' (Alabado seas) sobre el Cuidado de la Casa Común.

La presentación será el martes 8 de setiembre, a las 19:30 en el Colegio María Auxiliadora de Melo.

La encíclica o carta circular del Papa argentino se inscribe en la serie de documentos que, desde 1891, con la encíclica Rerum Novarum (Las Cosas Nuevas) del Papa León XIII, han ido configurando lo que se llama Doctrina Social de la Iglesia.

La problemática ecològica no ha estado ausente de documentos anteriores, como lo recuerda el propio Francisco en la introducciòn de Laudato Si', donde cita expresiones del Papa Pablo VI, el creciente interés de San Juan Pablo II por el tema y las intervenciones de Benedicto XVI.

Francisco se dirige ahora "a cada persona que habita este planeta". A toda la humanidad, pues, pero de forma personal, invitando a cada uno de los habitantes de la Tierra a asumir su propia responsabilidad en el cuidado de nuestra Casa común.

Mons. Bonino se ha manifestado muchas veces a propósito de temas ecológicos, expresando su preocupación por la conservación del Acuífero Guaraní (considerado la tercera reserva mundial más grande de agua dulce, parte del cual se encuentra bajo territorio uruguayo) o los diferentes proyectos mineros en el Uruguay.

viernes, 28 de agosto de 2015

1º de Setiembre: Jornada Mundial de Oración por la Creación


"Como cristianos, queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la humanidad". Así se expresaba el Papa Francisco en una carta fechada el 6 de agosto en la que instituye la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, a realizarse a partir de ahora, el 1º de setiembre de cada año.

Unos meses antes, el 24 de mayo de este año, Francisco dio a conocer su encíclica Laudato Si' (Alabado seas) sobre el cuidado de la Casa Común. En este extenso documento, el Papa no sólo confirma a los creyentes en su fe de que "el Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado" sino que expresa también su convicción de que "la humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común".

Para quienes no son creyentes, tal vez parezca poco significativo proponer una jornada de oración, frente a la gravedad de los problemas que reclaman acción. Pero orar no es sólo vivir "pirincheando el cielo". Es, ante todo, "extraer de nuestro rico patrimonio espiritual las motivaciones que alimentan la pasión por el cuidado de la creación, recordando siempre que, para los creyentes en Jesucristo, Verbo de Dios hecho hombre por nosotros, «la espiritualidad no está desconectada del propio cuerpo, ni de la naturaleza o de las realidades de este mundo, sino que vive con ellas y en ellas, en comunión con todo lo que nos rodea» (Laudato Si', 216).

Francisco espera que esta jornada ofrezca "a cada creyente y a las comunidades una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación, elevando a Dios una acción de gracias por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado, invocando su ayuda para la protección de la creación y su misericordia por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos".

En la Diócesis de Melo

El 1º de setiembre, en las Misas que se celebren en la Diócesis de Melo (Cerro Largo y Treinta y Tres) se rezará la oración propuesta por el Papa en Laudato Si':

Oración por nuestra tierra
Dios omnipotente,
que estás presente en todo el universo
y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.
Inúndanos de paz, para que vivamos como hermanos y hermanas
sin dañar a nadie.
Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra
que tanto valen a tus ojos.
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo
y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción.
Toca los corazones
de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra.
Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos
con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

Oración cristiana con la creación
Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas,
que salieron de tu mano poderosa.
Son tuyas,
y están llenas de tu presencia y de tu ternura.
Alabado seas.
Hijo de Dios, Jesús,
por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María,
te hiciste parte de esta tierra,
y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura
con tu gloria de resucitado.
Alabado seas.
Espíritu Santo, que con tu luz
orientas este mundo hacia el amor del Padre
y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones
para impulsarnos al bien.
Alabado seas.
Señor Uno y Trino,
comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte
en la belleza del universo,
donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud
por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos
con todo lo que existe.
Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti.
Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia,
amen el bien común, promuevan a los débiles,
y cuiden este mundo que habitamos.
Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz,
para proteger toda vida,
para preparar un futuro mejor,
para que venga tu Reino
de justicia, de paz, de amor y de hermosura.
Alabado seas.
Amén.



Presentación de la Encíclica sobre el Cuidado de la Casa Común

Mons. Bodeant ha invitado al Obispo de Tacuarembó, Mons. Julio Bonino, a presentar la encíclica del Papa Francisco Laudato Si' sobre el Cuidado de la Casa Común. La conferencia tendrá lugar en el salón multimedia del Colegio María Auxiliadora, el martes 8 de setiembre a las 19:30 horas. La entrada es libre y gratuita.


Para saber más:

Papa Francisco: Carta Encíclica Laudato Si' sobre el Cuidado de la Casa Común.
Papa Francisco: Carta Encíclica Laudato Si' sobre el Cuidado de la Casa Común (pdf)
Papa Francisco: Carta con motivo de la institución de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación.


sábado, 22 de agosto de 2015

Inauguración de la Fazenda de la Esperanza Femenina Betania - Palabras de Mons. Heriberto






Hace seis años, el primero de agosto de 2009, en una mañana friísima, en Cerro Chato, con un viento que bajaba la sensación térmica a… no sé cuánto bajo cero, inaugurábamos la Fazenda de la Esperanza “¿Quo Vadis?”. Ahora tenemos que decir la fazenda masculina, porque estamos inaugurando esta segunda casa, la Fazenda de la Esperanza femenina Betania, en Melo.
Ese día en Cerro Chato había mucha gente que hoy está aquí, otra gente que no está y quiero recordar, y alguien que tampoco pudo estar ese día ni éste, pero yo quiero nombrar primero, que es mi predecesor, Monseñor Luis del Castillo, porque él es quien abrió la puerta a la Fazenda de la Esperanza. Yo recogí, en aquel momento, lo que él sembró. Yo acababa de llegar a la Diócesis y me tocó inaugurar esa casa sin saber mucho qué era.
En un momento empezamos a buscar un lugar para esta casa. Llegamos incluso a hacer algunas gestiones, algunos pedidos… de repente pusimos una cara de piedra para presentarnos ante el dueño de algún campo, pero no logramos ablandarlo. Pero surgió esta casa, que quedó libre por unas circunstancias dolorosas. Pero ni lo que había aquí se perdió, porque la obra de los Voluntarios de la Esperanza que estaba en esta casa continúa en su propia casa, del otro lado, en chacras de Melo, y aquí están ellos también, acompañándonos en esta inauguración y la esperanza continúa, porque pasamos de los Voluntarios de la Esperanza a la Fazenda de la Esperanza.
Esta casa, sobre todo, es una puerta abierta. No es solamente un lugar para estar, sino un lugar a través del cual entrar. Un lugar que se abre para todo aquél que está buscando una salida, que está buscando dejar una situación de adicción, una situación de opresión interior, una situación de oscuridad en su vida. Esta casa es esa puerta abierta hacia la luz.
Una puerta que se abre, sí, para quienes viven aquí en Melo… A mí me preguntaron mucho si había una necesidad particular en Melo para que esta casa estuviera. Yo diría que no más que en otros lugares del Uruguay, porque, desgraciadamente, el flagelo de la adicción está presente en todas partes. Pero esta casa que se abre en Melo no es sólo para quienes están en Melo, en Cerro Largo o en Treinta y Tres (pensamos en la Diócesis…) sino para todo el Uruguay, para la región y aún para el mundo.
Esta casa se abre con jóvenes que están ya en su camino de recuperación; una viene de Argentina, otra viene de Brasil. Con ellas, esta casa comienza a recibir a gente que está en su proceso. Y a ellas se irán sumando otras que, tal vez, comenzaron en otra parte y continúan aquí u otras que comiencen aquí y luego sigan en alguna otra de las casas, porque la Fazenda de la Esperanza es una gran familia, con muchas casas, que pueden recibir en ellas a quienes entran en este ámbito y quieren hacer este camino de un año.
Y estamos poniendo esta casa bajo la protección de María Reina. Aquí estamos bajo la imagen de María Auxiliadora, esta imagen tan querida aquí en Melo, cuya devoción los salesianos y las salesianas nos ayudaron a comprender y a vivir. Pero María Auxiliadora es una imagen de María coronada, María Reina. ¡Qué ella reine en los corazones de todos!
Bien… quiero dejar lugar a quienes van a hablar en nombre de la Fazenda y de la casa. Quiero agradecer a las misioneras, que están terminando hoy su misión, y decirles ¡gracias! y que vayan en paz, a continuar su misión hacia donde las llamen. Gracias a todos los que colaboraron de muchísimas formas. Algunos que vinieron a dar tiempo y horas de trabajo. Otros que trabajaron para reunir las cosas necesarias para la casa. Otros que hicieron su aporte económico. Son muchísimas personas, gracias a Dios. Una de las cosas que yo dije cuando pedía esta ayuda es que “si cada uno pone un poquito, entre todos hacemos mucho… ¡y es mejor así!”. Que esto que hemos podido dar nos una mucho entre nosotros y nos una a esta casa.
Pero, también, quienes han dado, quienes han dado de su tiempo, quienes han dado de sus bienes, quienes han dado de su corazón, saben que no sólo han dado, sino que también han recibido… ¡y mucho!

jueves, 13 de agosto de 2015

30 años de la presencia de las Hermanas Doroteas en la Diócesis de Melo


El 14 de marzo de 1985, el Padre César Polvara recibió en Montevideo a cinco religiosas italianas que llegaron en ómnibus desde Colonia del Sacramento: Hermanas de Santa Dorotea de Cemmo.
El P. César las llevó a Melo, su punto de llegada a nuestra Diócesis. Allí se instalaron en la casita ubicada junto al Centro de Promoción Social y Capilla Sagrado Corazón, frente a lo que es hoy la Parroquia Jesús Buen Pastor.

Dos años más tarde, Mons. Roberto Cáceres les propone fundar una nueva casa en el Barrio 25 de Agosto de la ciudad de Treinta y Tres, en acuerdo con el P. Luis González, párroco de Cruz Alta.
Al año siguiente, 1988, aceptado el pedido del Obispo, la Hermana Luigina, que estaba en Melo, se traslada a la capital olimareña junto a la Hermana Laura y fundan la comunidad "Emaús". Arreglaron una modesta casita donde se instalaron y luego se ocuparon de la capilla San Francisco Javier, que no era más que un pequeño salón multiuso. Poco a poco se va poniendo en marcha el proyecto pastoral. Visita a las casas del barrio, formación de Comunidades Eclesiales de Base, Catequesis, Pastoral Juvenil...

30 años han pasado desde aquel 14 de marzo... Muchas de las hermanas que pasaron son recordadas con cariño, entre ellas, las dos últimas fallecidas: Hermana Magdalena, que formaba parte de la comunidad de Melo y Hermana Aussilia, de la comunidad de Treinta y Tres.

Las dos presencias continúan, animando en Treinta y Tres la vida pastoral de las capillas San Francisco Javier y María Auxiliadora, en la parroquia Cruz Alta, y en Melo, la parroquia Jesús Buen Pastor, que abarca también una importante área. rural.

El próximo domingo celebraremos los 30 años de la presencia de las Hermanas en la Diócesis de Melo, con la Misa que presidirá Mons. Heriberto a las 10 de la mañana, continuando luego la fiesta. Estamos todos invitados a unirnos en la gratitud y en la alegría.

Celebración del bicentenario de Don Bosco en el Instituto Monseñor Lasagna, Melo


Un misionero salesiano en la campaña de Paysandú

En 1878, poco después de haber sido ordenado sacerdote, el Padre Spírito Scavini, Salesiano de Don Bosco, llegó al Colegio Pío de Villa Colón, en Montevideo.
Había llegado a Argentina antes de ser ordenado sacerdote, con la segunda expedición salesiana enviada por San Juan Bosco y desde allí fue enviado al Uruguay por el fundador de los salesianos.
En 1881 formó parte de la comunidad que asumió la parroquia San Benito de Palermo, en Paysandú.
Todavía estaba allí cuando, el 12 de abril de 1883, llegando a caballo a un pueblito en el este del departamento, en una ceremonia al aire libre, bautizó a varios niños y niñas presentados por sus padres.  Una de esas niñas se llamaba Isidora Bodeant. Era mi abuela.

Gratitud

Cuando hablamos de los salesianos en Uruguay, en Argentina, en Paraguay, en Chile, muy pronto encontramos sus huellas por todas partes. El mismo Papa Francisco recordaba este año su propio paso cuando niño por un internado salesiano, y como un sacerdote salesiano lo orientó en su búsqueda vocacional.
Así, seguramente, cada uno de nosotros, podría contar su historia… sacerdotes o hermanas, las Hijas de María Auxiliadora que conocimos y marcaron nuestras vidas.
Todo esto nos invita a vivir este aniversario con gratitud, con alegría por todo lo recibido, por todo lo que en cada uno de nosotros sigue siendo inspirador.

Inspiración

El Instituto Monseñor Lasagna tomó su nombre de uno de aquellos misioneros enviados por Don Bosco. Don Luigi Lasagna tenía 26 cuando, una tarde setiembre del año 1876, salió lloroso y consternado del escritorio de Don Bosco. El fundador le había comunicado su deseo de que viniera a América, concretamente al Uruguay, para hacerse cargo de la dirección del nuevo Colegio Pío en Montevideo.
Lasagna no quería irse. Tenía mucho cariño por su tierra, por la escuela en la que estaba enseñando, por sus discípulos. Se veía demasiado joven para esa responsabilidad. No se imaginaba cómo sería su vida a miles de leguas de Don Bosco, del santuario de María Auxiliadora y de su patria. Don Bosco le había dicho que no lo iba a mandar a la fuerza, pero que se tomara veinticuatro horas para reflexionar, antes de responder.
Lasagna le planteó todo eso a su director. Éste le aconsejó que volviera, que hablara de nuevo con Don Bosco, que le presentara sus dudas… pero que lo dejara a Don Bosco decidir lo más conveniente.
Así hizo el Padre Lasagna. Don Bosco lo escuchó atentamente y después le dijo: “Bueno, prepárate para partir”. Poco después, Lasagna firmó la carta en la que aceptaba el nombramiento y partió para Uruguay. Fue el comienzo de una maravillosa aventura misionera que lo llevó por nuestro país, por Paraguay y finalmente hasta Brasil, extendiendo la presencia de la congregación salesiana.
Es así que, junto a la gratitud por lo recibido de los hijos de Don Bosco, podemos agregar la inspiración que nos da su capacidad de desprendimiento, de sacrificio y de iniciativa emprendedora y misionera.

El llamado de Francisco

El Papa Francisco, en su visita a Turín en este año, subraya tres rasgos de Don Bosco que también nosotros podemos hoy retomar:

1. Una inquebrantable confianza en Dios. Eso es lo que sostuvo la misión de Don Bosco. Anclado en Dios, para una permanente superación de sí mismo y para trabajar por el bien de la comunidad. Con esa confianza la comunidad educativa del Instituto Monseñor Lasagna podrá llevar adelante su misión en Melo.

2. El servicio a los jóvenes. En noviembre de 1841, cuando Don Bosco llegó a Turín, había más de 7.000 niños menores de diez años trabajando como constructores, sastres, carpinteros, pintores de brocha, limpiadores de chimeneas y muchos otros oficios. Otros no trabajaban, pero vagaban por las calles. La mirada de Don Bosco se posó sobre esos niños explotados, sin escuela y sin familia, y dedicó su vida y obra a su servicio. Esta comunidad educativa, que quiere seguir teniendo como inspiración el carisma salesiano no se puede olvidar de los jóvenes más pobres de los barrios de Melo.

3. Fidelidad a la Iglesia y al Papa. Al hablar a los Salesianos, el Papa Francisco los llamó a renovar esta fidelidad, expresada sobre todo en la participación en la misión de la Iglesia, siendo parte de una Iglesia “en salida”. No nos conformemos con una mirada simpática sobre Francisco y sus gestos. Recojamos sus enseñanzas, que nos llevan al corazón del Evangelio, y busquemos cada día ponerlas en práctica.

+ Heriberto, Obispo de Melo

martes, 11 de agosto de 2015

El espejo de Clara


Clara se miraba al espejo todos los días. Quería verse hermosa... ¿verse? No. Más bien quería ser hermosa para su amado.
Un día le escribió a Inés lo que vivía frente al espejo. Inés era su amiga. Las dos estaban profundamente enamoradas. Clara quería contarle a Inés cómo podía estar más hermosa para su esposo, y le decía:
Mira atentamente a diario este espejo y observa sin cesar en él tu rostro, para que así te adornes toda entera, interior y exteriormente, vestida y envuelta de cosas variadas adornada igualmente con las flores y vestidos de todas las virtudes, como conviene.
El esposo de ambas era el mismo.
"¿Ellas lo sabían?", me preguntó alguien cuando yo estaba haciendo este relato. Sí. Lo sabían. Pero todo estaba bien, porque eran Santa Clara de Asís y Santa Inés de Praga. Y, sí: para ambas Jesús era el esposo amado al que habían entregado toda su vida y todo su amor.
Pero Él también era el Espejo. Y sigue Clara diciéndole a Inés:
En este espejo resplandece la bienaventurada pobreza, la santa humildad y la inefable caridad, como, con la gracia de Dios, podrás contemplar en todo el espejo.
Considera, el principio de este espejo, la pobreza de Aquel que es puesto en un pesebre y envuelto en pañales ¡Oh admirable humildad, oh asombrosa pobreza! El Rey de los ángeles, el Señor del cielo y de la tierra es acostado en un pesebre.
Y en medio del espejo, considera la humildad, al menos la bienaventurada pobreza, los innumerables trabajos y penalidades que soportó por la redención del género humano.
Y al final del mismo espejo, contempla la inefable caridad, por la que quiso padecer en el árbol de la cruz y morir en el mismo del género de muerte más ignominioso de todos.
Pobreza, humildad, caridad: esos eran los adornos que Santa Clara buscaba cada día, contemplando su Espejo: no el que le devolvía su rostro, sino el rostro de Jesús, a quien quería unirse cada día más profundamente.
Y tú, ¿en qué espejo te miras cada día?

Para saber más: los textos de Santa Clara están tomadas de su IV Carta a Santa Inés,
que puedes leer haciendo click en el siguiente enlace:
Carta IV a Santa Inés de Praga
 

sábado, 8 de agosto de 2015

9 de agosto: Día Nacional de la Catequesis


"¡Levántate, come... te queda mucho por caminar!"

El lema del Día Nacional de la Catequesis 2015 en Uruguay, que se celebra mañana, domingo 9 de agosto, está tomado de la primera lectura de las Misas de este domingo.
Son las palabras que Dios, por medio de un ángel, dirige al profeta Elías (I Reyes 19, 7-9). Ese pasaje del Antiguo Testamento anticipa lo que mostrará el Nuevo en el Evangelio: Jesús, Pan de Vida (Juan 6,41-51) alimento verdadero.
En las diferentes parroquias de nuestra Diócesis, catequistas y catequizandos  (niños, adolescentes, jóvenes o adultos) están invitados a celebrar junto a toda la comunidad esta jornada.
Los catequistas tienen la propuesta de participar, por la tarde en un retiro, que se hará simultáneamente en las ciudades de Melo y Treinta y Tres.
  • En  Melo, en la Casa de Retiros, de 14.30 a 18 hrs. animado por el Padre Nacho Aguirre
  • En Treinta y Tres, en la Parroquia San José Obrero de 14 a 17 hs.. animado por el Padre Juan Gómez.

Jornada Diocesana de Catequistas

Por otra parte, los catequistas de la Diócesis se encontrarán en una única Jornada Diocesana de Catequistas que se realizará en la capilla San José de la ciudad de Río Branco, el domingo 13 de setiembre, de 9 a 17 horas.
Será un momento de reencuentro, confraternidad, formación y celebración.  La formación y celebración estarán centradas en  Jesús Eucaristía como el Alimento indispensable, que nos fortalece y permite seguir caminando en  nuestra misión.

sábado, 1 de agosto de 2015

Celebración del Año de la Vida Consagrada en Melo


El próximo sábado 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen María, se realizará una jornada de la Vida Consagrada en la Catedral de Melo.

A partir de las 15 horas, en el Salón San Rafael, religiosas, laicas y laicos consagrados reflexionarán sobre el significado de la vida consagrada hoy. El tema será presentado por la Hermana Laura Guisado, Provincial de las Hijas de María Auxiliadora, quien estuvo mucho tiempo en nuestra diócesis, en la comunidad que las HMA tienen en Treinta y Tres.

A las 19:30, Mons. Heriberto presidirá la celebración de la Eucaristía, en acción de gracias por la presencia rica y viva de las comunidades de vida consagrada presentes en la Diócesis.

Actualmente, esas comunidades son:
- Hermanas de Santa Dorotea de Cemmo, con presencia en Melo y Treinta y Tres. El domingo 16 las hermanas celebrarán los 30 años de su presencia en la diócesis, con una Misa en la parroquia Jesús Buen Pastor a las 10 de la mañana.
- Hermanas de la Caridad de Vedruna, en Noblía y Melo
- Misioneras Franciscanas del Verbo Encarnado, en Fraile Muerto
- Misioneras de Jesús Verbo y Víctima, en Santa Clara y Tupambaé
- Misioneras de la Doctrina Cristiana, en Río Branco
- Hijas de María Auxiliadora, en Treinta y Tres
- Pía Unión de la Medalla Milagrosa, en Melo.
- Benjaminas del Niño Jesús, en Melo

Hay también dos asociaciones de fieles:
- Voluntarios de la Esperanza, en Aim-Karim, Chacras de Melo.
- Familia de la Esperanza (Fazenda de la Esperanza Quo Vadis, Cerro Chato y Fazenda de la Esperanza Femenina Betania, Melo)

También una sociedad de vida apostólica:
- Cruzada del Espíritu Santo (Parroquia Cruz Alta, Treinta y Tres).

¿Qué significa la vida consagrada para el conjunto de la Iglesia? Nos lo dice el Papa Francisco en su carta apostólica con motivo de este año especial que él ha convocado:

El Año de la Vida Consagrada no sólo afecta a las personas consagradas, sino a toda la Iglesia. Me dirijo, pues, a todo el pueblo cristiano, para que tome conciencia cada vez más del don de tantos consagrados y consagradas, herederos de grandes santos que han fraguado la historia del cristianismo. ¿Qué sería la Iglesia sin san Benito y san Basilio, san Agustín y san Bernardo, san Francisco y santo Domingo, sin san Ignacio de Loyola y santa Teresa de Ávila, santa Ángela Merici y san Vicente de Paúl? La lista sería casi infinita, hasta san Juan Bosco, la beata Teresa de Calcuta. El beato Pablo VI decía: «Sin este signo concreto, la caridad que anima la Iglesia entera correría el riesgo de enfriarse, la paradoja salvífica del Evangelio de perder garra, la “sal” de la fe de disolverse en un mundo de secularización» (Evangelica testificatio, 3).

Invito por tanto a todas las comunidades cristianas a vivir este Año, ante todo dando gracias al Señor y haciendo memoria reconocida de los dones recibidos, y que todavía recibimos, a través de la santidad de los fundadores y fundadoras, y de la fidelidad de tantos consagrados al propio carisma. Invito a todos a unirse en torno  a las personas consagradas, a alegrarse con ellas, a compartir sus dificultades, a colaborar con ellas en la medida de lo posible, para la realización de su ministerio y sus obras, que son también las de toda la Iglesia. Hacedles sentir el afecto y el calor de todo el pueblo cristiano.

Recojamos, pues, la invitación del Papa Francisco y acompañemos a la Vida Consagrada presente en la Diócesis en la Misa del próximo 15 de agosto.

Para profundizar:
Carta Apostólica del Papa Francisco a todos los consagrados con motivo del Año de la Vida Consagrada